lunes, 12 de enero de 2009

Observaciones interesantes

Ayer 11-1-2009 desapareció por completo la nieve caída en días anteriores, Después de pasar el temporal, parece que la naturaleza ya vuelve a la normalidad, unos comen mientras otros son comidos, así es la vida en el campo, hombre, hoy para mi, ha sido un día muy apasionante, durante toda la mañana, no ha habido ni un solo segundo de aburrimiento, aun es más, a lo que marchaba hacia casa he visto estas últimas escenas y sin darme cuenta eran las 16,00h cuando he llegado a comer, ahora al ver las fotos me digo a mi mismo que si hubiese salido el sol al punto de la mañana, entonces si que hubiese sacado al Gavilán (Accipiter nisus) para la portada de un libro, pero aunque no he tenido esa suerte, pues estaba nublado cuando lo he visto, capturando una paloma bravía, esas que caen en las famosas jaulas de recogidas, menos mal que por aquí aún quedan algunas palomas para esta bonita rapaz.

Pincha aquí, si deseas ver al Gavilán.

pero estoy más que conforme y contento por haber salido este día que me ha ofrecido ver varios ataques de diferentes rapaces y al final, veo la Liebre que seguro era de algún cazador que no ha podido encontrar, pues aun estaba tierna, y siguiendo las pistas de las Urracas, me he sumado como observador a la fiesta de las rapaces que han ido llegando, todos querían Liebre y en ocasiones de despiste las Urracas y Cornejas la han probado, pero el otro pobre Lagunero ha sido desterrado de la zona cuando ha llegado este Aguilucho lagunero (Circus aeruginosus) más fuerte.




















Los Milanos producían ataque desde el aire pero este ni se inmutaba, al final han bajado acercandose a él y para mi sorpresa lo estaban defendiendo, osea que los Milanos reales atacaban a la media docena de Urracas que había, una vez en el suelo los Milanos le dejaban comer y como guardianes seguían encorriendo a las Urracas mientras el Lagunero comía tranquilo, el Aguilucho lagunero no ha sido generoso, se ha comido el solo media Liebre, y a mi ya se me acababa el tiempo, pues llevaba 1h observándolos, al final me he marchado pensando que una vez harto el Aguilucho lagunero, dejaría comer a algún Milano real.


Para finalizar aquí cuelgo una bella estampa de un Milano real (Milvus milvus) adulto.

Pincha en la foto si deseas verla más grande.

3 comentarios:

  1. Manolo, feliz año y gracias por tu trabajo

    Miguel Pérez Subías

    ResponderEliminar
  2. ¡Pero qué preciosidad Manolo! ¡parece que esté posando para tí!!

    ResponderEliminar
  3. Hola Manolo
    Genial relato. Hoy delante del coche, de regreso a casa, un lagunero con restos de un conejo atropellado nos ha sorprendido con su bella estampa.
    Es fácil ver a este ave, común en zonas encharcadas, alimentarse de carroña en las estepas cercanas a las lagunas de Ruidera.
    Un saludo

    ResponderEliminar