miércoles, 27 de enero de 2010

Zarapito real (Numenius arquata) y Avefrías (Vanellus vanellus)

La semana pasada, justo el miércoles día 20-1-2010. Mi amigo Alfredo, estaba paseando en bicicleta con su perro, por los caminos de la huerta. Al llegar a un camino lindante al río, observó qué en un campo de Alfalfa había unos pájaros que hacían mucho bulto, pero estaban muy lejos y no llevaba prismáticos para saber de que aves se trataba. Me comunico qué por la forma y el pico tan largo, podían ser zarapitos reales o “trinadores” y enseguida me fui a darme una vuelta por la zona que me había dicho Alfredo Sánchez, a ver si los veía.
Cuando llegué a la zona pude comprobar, qué un gran bando de Avefrías (Vanellus vanellus) estaban volando, dando vueltas alrededor de ese mismo campo. Paré mi coche en el camino y observé qué entre ellas iban 2 aves de otra especie qué llamaban la atención por ser mucho más grandes. Cuando estaba montando mi equipo, vi qué venían planeando a tirarse justo al campo donde estaba yo parado. Este campo estaba trasminado de agua porqué el río iba muy alto. Se echaron en el centro de el y venían hacia mí andando clavando en el barro su pico, largo y curvo. Enseguida, el bando de Avefrías se posó junto a ellos, viniendo todos juntos hacia mí, todavía más confiados. Cada vez los tenia más cerca, pensé que era el momento de empezar a hacer alguna foto algo más que testimonial disparando cuatro fotos a esos dos Zarapitos reales (Numenius arquata). De repente se nublo, que casualidad una pequeña pero gruesa nube resto bastante luz, pero seguía contento porque los zarapitos se iban acercando poco a poco y pronto saldría el sol. Pensé en esos momentos que iba a ser mi día del fotón, en cuanto saliera el sol de detrás de esa nube, porque tenia luego mucho tiempo para fotografiarlos ya que no había más nubes. Cuando estaba esperando ya impaciente, otra casualidad estaba a punto de sumarse. De repente empezaron a chiflar los limícolas y salieron todos volando a toda velocidad, no sabía el que estaba pasando y además a mi no me habían visto, entonces miré al cielo instintivamente y vi al azor pasearse no muy alto por encima de mí coche. Mecagüen!! el oportuno Azor, se podía haber esperado 5 minutos, pensé. Además este se fue enseguida, espere 1 hora más, pensando que igual podían volver otra vez los zarapitos, pero como no volvían, me fui.
Me quede sin el fotón, pero contento por haber visto unos momentos a los zarapitos reales y ese Azor (Accipiter gentilis) que nunca se cansa uno de ver (aunque en este caso me fastidio) el hecho de ser unos instantes su presencia dejan siempre muy buen sabor de boca, quedándose uno con las ganas de volver a verlo.
Hablando de Avefrías (Vanellus vanellus) en esta entrada presento también unos posibles amagos de celo, de una pareja que pude observar el día 10-1-2010. Una de las avefrías levantaba mirando al cielo su cola, provocando así a la otra, la cual seguidamente se le tiraba, encorriéndose y pegando pequeños brincos y vuelos acrobáticos. Algunas de las veces pude ver que le quería coger una de ellas sujetándola de la cresta o también llamada “peineta” por la gente de Quinto.




También por mi zona se les llama “Pedretas o Judías” a las Avefrías.













Un saludo cordial y hasta la próxima..

3 comentarios:

  1. Joerr, que suerte la tuya. Enhorabuena Manuel, a ver si puedo escaparme un dia de estos y hacemos unas fotos por tu tierra, je je.
    Un saludo

    (calceolusycentaureas.blogspot.com)

    ResponderEliminar
  2. Cuando Quieras..... Javier. ¡Ahora! Ya sabes,qué estas especies no estan todos los dias.

    ResponderEliminar
  3. hola Manuel gracias por tus siempre amables comentarios a ver si te animas y nos preparas un articulo sobre Quinto para publicarlo en la wrb de cinerea,enhorabuena y animo q despues de la tormenta siempre escampa.

    ResponderEliminar