jueves, 11 de febrero de 2010

Buscando a un Mito (Aegithalos caudatus)

Aquí os cuento la anécdota del día 31-1-2010.
El día 30-1-2010 había visto, no oído, porque estoy más sordo que una tapia, un grupito de mitos que se movían por las ramas en una chopera.
Como no paraban de moverse de rama en rama, aunque los tenia muy cerca no había forma, pero a duras penas fotografié alguno de ellos. Entonces decidí volver al día siguiente por la misma zona a ver si podía volverlos a ver y fotografiarlos algo mejor.
















El día 31 no salio muy bueno, estaba nublado y hacia algo de aire. Recorrí la arboleda intentando localizar algún Mito (Aegithalos cudatus) y me volvió a pasar lo mismo, los vi pero no hubo forma.
Me había ido andando cerca de 2km mirando de rama en rama y la tarde ya empezaba a caer, entonces pensé que lo mejor era dejarlo para otro día y volver hacia donde tenía aparcado el coche.
Cogiendo el camino paralelo a la arboleda empecé a andar con el trípode y telescopio a cuestas, de repente levante la vista y vi un Jabalí (Sus scrofa) a 500mts, iba en dirección a un carrizo. Como llevaba el equipo montado, abrir el trípode y lo fotografié antes de meterse a ese carrizo, le hice una foto testimonial y se metió. Seguí andando por el camino con poca luz y de repente vi que salía el jabalí (Sus scrofa) del carrizo y venia por el mismo camino hacia mí. ¡Joder! Los nervios me los empecé a notar, pero me decía a mi mismo que tenía que estar tranquilo si quería fotografiarlo, además con la poca luz que había.
Subí los (ISOS) de la maquina, pero no baje la velocidad de obturación porque temía que me salieran movidas las fotos. No paré de fotografiarlo mientras el seguía viniendo cada vez más cerca. Yo estaba en el medio del camino y lo veía venir por el visor, se paro a oler las hierbas del camino, enclavo su morro en el suelo y siguió para adelante.
Cuando lo tenia a 50mts el se volvió a parar porque debió de oír el ruido de mi maquina que produce al disparar y se quedo plantado mirándome, (que momentos de tensión) pero como no me movía y el poco viento que hacia lo tenia a favor, el me debió de confundir con algún tronco. Siguió para adelante, entonces casi no me cabía en el objetivo de tan cerca que lo tenía, le hice alguna foto más a 15 o 20mts y otra vez se volvió a parar. Entonces se quedo plantado, levanto la cabeza, puso las orejas tiesas como un burro, se le abultaron sus mejillas a la altura de sus colmillos y toma otra foto que le hice. Pero ¡vaya! En esos instantes, entre el ruido de la maquina y una leve brisa de viento que note qué me corría por mi feota, me dije hasta aquí hemos aguantado Nikijaguar!! Je, je. De repente se dio cuenta de que no estaba solo y haciéndose el despistado clavo su morro en una pequeña hierba que había en el camino y sigilosamente empezó a cruzarse poniendo al final de culo a mi, para arrancar a toda velocidad, escarbando con sus patas de la arrancada que pegó, se medio caía mientras marchaba por donde había venido. Suspire tranquilizándome, mirando como se marchaba, vi qué a lo lejos se paro a mirarme, se conoce qué no lo tenia aun muy claro que podía ser yo, pero poco a poco se fue trotando más tranquilo y lo perdí de vista.

Pensé que aquí había acabado mi aventura, pero no fue así, aun me quedaba por experimentar el susto que me dio al final. Había perdido mucho tiempo y se me había hecho de noches y seguí por el camino con el teles al hombro, esta vez ya tranquilo empecé andar más rápido para llegar al coche, como este camino era de tierra sin piedras debía de hacer muy poco ruido al andar, porque justo al pasar por donde lo perdí de vista, el muy cabrito estaba entretenido entre cuatro carrizos que había en la orilla del camino y entonces si que salimos corriendo cada uno en direcciones opuestas, el de un brinco se tiro al río, no lo veía pero por el estruendo que metió en la misma orilla del río (y eso que estoy sordo como una tapia), a mi casi me da un patatús, je,je.

¡Atención! un consejo que os puede servir. Muchas veces tiramos fotos oscuras como estas, qué como podéis ver se puede arreglar.
Las fotos me salieron muy oscuras, por llevar la velocidad de obturación algo alto, pero ya he dicho anteriormente qué temía salieran movidas si bajaba la velocidad. De esta forma siempre con los programas, luego en casa se les puede dar algo de luz y poder conseguir una imagen testimonial.
Aquí os presento la original (Foto nº 1), para que veáis la oscuridad que había y lo que se puede conseguir con los programas de retoque Fotográfico. Pero yo he deseado no darle mucha iluminación en este caso (Foto nº 2) porque así, el Jabalí esta más en su ambiente. Ahora! os pongo la (foto nº-3) para que veáis al final cuanta luz se le puede llegar a dar.

.................................Foto nº 1........................................................Foto nº 2.......................


















....................................................Foto nº 3



......................................................................................................................................................


Para finalizar, presento otro Jabalí que había visto un par de semana antes, exactamente el día 11-1-2010


Un cordial saludo.






4 comentarios:

  1. Bueno D. Manuel si lo hubieramos visto en video creo que disfrutariamos tanto como en tu relato vaya tela de acojone ahora despues de todo la experiencia de subida de adrenalina valio la pena,enhorabuena y la proxima que sea de menos tensión jjajaja ya estoy mayor.
    un abrazo
    Miguel

    ResponderEliminar
  2. ...muy buena caza con tu cámara!, tienes que tener mucha paciencia!
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Cuando me lo contastes por el móvil me estaba imaginando el careto tuyo y el del jabalí jajajajaja

    Un saludico y a ver si pajareamos de nuevo juntos
    Ricardo

    ResponderEliminar
  4. Qué curioso el jabalin! así no te hace falta ni digidcoping ni ostias en vingre...
    Saludos Manuel, cuidate que hay mucho bicho suelto
    (calceolusycentaureas.blogspot.com)

    ResponderEliminar