martes, 10 de agosto de 2010

Críalo (Clamator glandarius)

Es un ave estival que llega a nuestra zona entre febrero y marzo, entonces es cuando más llama la atención porque va buscando de un lado para el otro, principalmente nidos de urraca o corneja para colocar sus huevos en los nidos de estas especies. Podemos decir qué actúa de forma parecida al Cuco (Cuculus canorus), aunque los pollos de este, no tiran huevos ni pollos del nido, simplemente se vale de ser el primero en comer, a base de gritar más fuerte que los demás pollos, cada vez qué llegan los padres con comida, así será este el mejor alimentado y en pocos días dejara el nido.
Es más fácil verlo en zonas de pinar con claros, porque le gusta mucho capturar a la oruga del pino, llamada procesionaria (Thaumetopoea pityocampa) aunque también se alimenta de otros invertebrados. Como podemos ver, es beneficioso para los pinares, también para la agricultura de la zona, ya que en ocasiones lo he visto capturando orugas en las cosechas de Alfalfa.
Aquí en Quinto prácticamente no hay grandes extensiones de pinos, si alguna pequeña agrupación, con lo cual ya es suficiente, además también frecuenta los barrancos con tamariz y aunque parece gustarle más el monte, también se deja ver por los sotos de la Ribera del Ebro.
Los adultos prácticamente no se pueden diferenciar en una fotografía, en cambio el juvenil sí por tener el capirote completamente negro y ser "grosso modo" algo más oscuro con bastante marrón rojizo en alas (zona primarias). Aquí podéis ver las diferencias.
















Bueno, ahora toca contar una historia de campo de hace 2 años, fue la primera y única vez que he visto como una pareja copulaba 3 veces seguidas.
El caso es que andaba por una zona esteparia donde se podía ver alguna Ortega (Pterocles orientalis) también llamada Chorla en la zona, el pino más cercano podía estar a 6km, allí todo lo que me alcanzaba la vista era prácticamente llano con alguna suave ladera. Veo una pareja de críalos que venían por un enorme campo labrado de secano, pegando gritos y cortos vuelos, poco a poco se fueron acercando a mí. Me líe a fotografiarlos y me di cuenta que estaban jugando a algo, vi que uno capturo una oruga, pero de donde habrá sacado la oruga me dije, acto seguido el otro se acerco queriéndosela quitar, pero este no se la daba y el otro pidiendo clemencia se agacho, entonces me di cuenta que en ese juego había algo más, se acerco con su oruga en el pico y se monto encima sin soltarla, ¡joder! Me dije si esta engañando el macho a la hembra, por algo dicen que se llama Cuco real, ¡será cuco!, que engaña hasta a la cuca, je,je. En esos momentos, fue lo primero que me vino a la cabeza, cuando acabó le dio la oruga y rápidamente se fue a buscar otra, ¡mecagüenla!, si va a engañarla otra vez, y así fue, repitió el acto por segunda vez, (entonces me di cuenta que no había engaños entre ellos, solo estaba presenciando su juego amoroso) entre tanto pasaron y se fueron un poco más lejos. Entonces pensé que si repetían una tercera vez, igual me daba aun tiempo de grabarlo en video, cambie rápidamente de maquina, acoplando al telescopio una maquina mala pero que hacia vídeo y este es el vídeo que les pude hacer. Es un vídeo malo porque esta vez estaban muy lejos, pero se puede ver lo que os cuento, je,je. Acordaros de subir el volumen
Vídeo:



video


A partir del mes de Agosto, esta especie emprende su viaje al África. Esperemos que al año que viene vuelvan muchos más, nuestros pinares lo agradeceran.
Un fuerte abrazo para todos los blogeros y gente que visita el blog.

2 comentarios:

  1. QUE PICARON EL MACHO DE CRIALO...

    ResponderEliminar
  2. !Que buena observación¡ A pesar de la distancia el video se ve, y se oye, muy bien.

    ResponderEliminar